Picto Connection es una aplicación basada en el uso de pictogramas dirigida a niños y adultos con trastorno del espectro autista (TEA), con el objetivo de potenciar la comunicación directa con otras personas ajenas a su contexto habitual. La aplicación permite llevar a cabo esta comunicación satisfactoria no solo por su funcionalidad, sino también por su sencillez y por estar adaptada a las necesidades de este colectivo. El sistema ha sido diseñado para atender la diversidad funcional de estas personas en los niveles cognitivo, visual y auditivo desde la infancia hasta la edad adulta.
 
Uno de los puntos más importantes de la aplicación es que está diseñada para que la puedan utilizar directamente personas con TEA sin necesidad de ningún refuerzo externo (padres, profesores, tutores...). Además, gracias a su sencillez y practicidad, no es necesario el estudio previo de pictogramas para utilizarla.
 
Una de sus impulsoras es Meritxell Molina, estudiante de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación.